El legado perdido de las hermanas Fox

Aunque causó conmoción en su época, son pocas las personas que conocen la historia de las hermanas Fox. A mediados del siglo XIX, la familia Fox se mudó a una casa en el pueblo de Hydesville, cerca a la ciudad de Rochester en el Estado de Nueva York. Una vez instalados, la familia comenzó a escuchar ruidos y golpes extraños.

Al poco tiempo se enteraron que el espíritu era una persona que había sido enterrada en la casa, y utilizaba a las hermanas Fox como medio de comunicación. ¿Qué extraño poder poseían estas hermanas? Nunca se supo, pero sin importar adonde fueran, los espíritus las seguían.

Es interesante anotar que estas manifestaciones paranormales coincidieron con la llegada a la adolescencia de ambas hermanas. ¿Será posible que las mujeres desarrollen sus habilidades mentales en ese periodo de su vida? Algunos especialistas creen que sí.

Lamentablemente, ambas hermanas no se vieron libradas del estrés de sus sesiones y su agitada vida social (en aquel entonces eran consideradas celebridades en la alta sociedad); Kate y Margaret se volvieron alcohólicas. Finalmente, ambas murieron en el olvido. Un destino trágico para quienes crearon el espiritismo moderno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *