Objetos Oopart – El Cráneo Paranormal de Lubaantun


El cráneo humano ha sido un poderoso y temible icono de muerte y lo paranormal desde tiempos ancestrales y no solo en una que otra cultura específica sino que a lo largo de casi todas las antiguas civilizaciones humanas. Hablar de cráneos ha sido y es sinónimo aún de muerte, esoterismo, ritos paganos y lo paranormal en general.

No resulta extraño por lo tanto que exista una leyenda paranormal al respecto, la cual es conocida en gran parte del mundo como ‘La Leyenda de los Cráneos de Cristal’. En dicha leyenda, existen supuestamente 13 cráneos hechos de extraños y puros cristales y que se encuentran desperdigados por todo el mundo, siendo éstos fuente de grandes poderes místicos. Dichos cráneos fueron en su momento valiosos y sagrados tesoros religiosos de antiguas culturas americanas como los Mayas o Aztecas y se menciona que sus orígenes son realmente enigmáticos ya que tienen no menos de 5,000 y 36,000 años de antigüedad. De esos 13 cráneos, en teoría 5 han sido encontrados en diversas partes del mundo y son símbolos pro excelencia de los paranormal.

Habilidades curativas, focos de radiante energía psíquica que mejoran la calidad de vida del portador o también artilugios útiles para la adivinación y nigromancia; los Cráneos de Cristal son muy famosos en el mundo de lo paranormal. Y aunque la ciencia se mantiene escéptica sobre todos estas supuestas habilidades de estos objetos, lo cierto es que el Cráneo de Lubaantun – el más famoso de los Cráneos de Cristal – es uno de los objetos Oopart más famosos del mundo dado todo el enigma existente alrededor de sus orígenes.

El Cráneo de Lubaantun fue encontrado en teoría a finales de los años 20 del siglo pasado en unas antiguas ruinas en Belice, (las Honduras Británicas en aquella época) por Anna Mitchell-Hedges, hija de un explorador británico confinado a dicha zona. El pequeño cráneo de 13 centímetros de alto, 18 de largo y 5 de ancho está hecho de cuarzo transparente y tiene un nivel de detalle sorprendente, siendo posible separar la mandíbula del resto de la estructura. Según el restaurador Frank Dorland – quien lo examinó y envió a los laboratorios de Hewlett Packard a fin de que le realicen varias pruebas para identificar sus orígenes y características – el cráneo fue tallado sin tener consideración alguna del eje natural del cristal (lo que normalmente causaría que el cuarzo se quebrara en un proceso de tallado) y que no se emplearon herramientas metálicas en el proceso, quedando como alternativa algún material similar al diamante y alguna técnica no conocida. Concluyó también que el proceso de pulido fino fue hecho con arena o algún material similar a lo largo de un período no menor a 150 – 300 años y que sin duda el cráneo estaba hecho de cristal de cuarzo puro, ya que éste se volvía prácticamente invisible al ser sumergido en alcohol bencílico, sustancia que tiene el mismo índice de refracción que el cuarzo puro.

Si bien ha habido gran controversia sobre este objeto paranormal y han aparecido ya varios otros Cráneos de Cristal (algunos donde ya se ha probado que en realidad son engaños, como el que se encuentra actualmente en el Museo de París) lo cierto es que el Cráneo Mitchell-Hedges es aún un enigma para la ciencia y por lo tanto un objeto Oopart por excelencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *