Las costillas del Diablo – Mito paranormal

Hay una serie de leyendas que hablan acerca de las costillas del diablo. Ninguna de estas resulta explicar el hecho, felizmente nuestro equipo con una formidable investigación logro descubrir la verdad de este mito.

Al norte de México en el pueblo de Tepotzotlan, a unos 45 kilómetros de la ciudad de México yace una estructura que data del virreinato, es el ex-colegio Jesuita de San Martin que hoy en día es el Museo Nacional del Virreinato. Fuentes secretas nos han informado que abajo de esta estructura como es común en las construcciones de aquella época, yacen una serie de corredores que terminan en cavernas (muchas de estas no exploradas aun).

En una de las primeras entradas a estos corredores fue descubierta una piedra que llevaba marcas misteriosas; Parecía como si un juego completo de costillas hubiera marcado esta roca. Obviamente esto es imposible ya que para derretir roca es necesaria una temperatura que el cuerpo humano jamas podría aguantar… pero alto… dije jamás?

Combustión espontanea:
La combustión humana espontánea es el fenómeno por el que se incendia el cuerpo de una persona sin una fuente de ignición externa fácilmente identificable.

Ahora, otro dato que nos llego fue que por aquellas épocas por un pequeño periodo de tiempo, se reportaron varios casos de posesión en aquel pueblo. Como es obvio estos poseídos fueron entregados a la iglesia para su liberación espiritual, pero estos en vez de ser exorcizados (ya que no había ningún padre con la sucificiente fuerza espiritual y conocimiento para llevar a cabo el rito) fueron tirados a estas ahora llamadas “mazmorras”.

No es extraño que un poseído presente características increíbles, como poder doblar músculos de manera imposible, hablar otras lenguas, entre otras como por ejemplo : Combustión espontanea.

Ahora; normalmente los poseídos en su mayoría presentan fuerza sobrehumana. Sin dudar las puertas de estas mazmorras podrían haber sucumbido eventualmente a menos que el poseído no pudiese moverse con facilidad. Esto se podría lograr encadenando el cuerpo a una roca.

Asi es, las costillas del diablo son un caso de combustión espontanea de algún poseído por el demonio encadenado a esta roca entre los siglos XVI y XVII. Lo que refuerza esta teoría es que a los extremos de la roca se encontraron extraños orificios que al ser medidos dan dimensiones que fácilmente pudieron ser creadas por dedos tratándose de aferrar.

Lamentablemente nuestras fuentes no lograron encontrar los nombres de las personas que fueron lanzadas a estas mazmorras, a pesar que se encuentran escritos en un registro que es guardado celosamente. Seguiremos intentando llegar a esos archivos.

Se incrementa la actividad paranormal en Madrid

Madrid, otrora capital cultural e histórica de España y de Europa, se ha convertido en una feria de actividad paranormal. Aunque comenzó con algunos eventos dispersos y aleatorios en diversas partes de la ciudad, ahora se ha convertido en un dolor de cabeza para sus habitantes.

Elena Izkurra, un ama de casa de 53 años comentó “Cuando compré esta casa antigua pasaban algunas cosas raras, pero a fin de cuentas nos divertían. Ahora ya dejó de causarnos gracia. Una cosa es que las puertas suenen pero eso de andar arreglando la despensa todos los días quita tiempo y fastidia. Y si llevo los víveres a otro lugar, ¡también lo desordenan! Creo que esa alma en pena debió ser cocinero.”

Otro testigo de estos eventos, el estudiante Iñago Mendoza nos cuenta “Esto es ridículo. Toda la vida había escuchado historias de mi abuela contándonos cosas raras que pasaban en las noches. ¡Pero ahora el fantasma es informático! Si dejo el ordenador encendido por mucho tiempo, regreso y descubro que han borrado información. Coño hombre, que esto no es una broma. ¿Cómo le explico eso a mis profesores?”

Un especialista español que no se quiso identificar, manifestó que “estos eventos tienen dos orígenes. El primero es uno normal, cotidiano. El stress que está viviendo el español promedio es el más alto de las últimas décadas. La debacle financiera y la caída del mercado inmobiliario generan una preocupación que a veces se manifiesta de manera curiosa. Ruidos que nadie más escucha, alucinaciones menores, sueños despiertos. Pero hay relatos que si me preocupan. Porque uno puede imaginar ver o escuchar algo, pero no que un objeto se mueva solo. Lo peor es que estas pobres personas no tienen adónde acudir. La policía, a pesar que está sufriendo lo mismo, los califica de locos, y ni que ir al psicólogo, será para que le saque tres años de terapia.”

La pregunta es, ¿qué otras ciudades comenzarán a sentir este efecto paranormal? ¿O será que un evento reciente haya desatado esta cadena de acontecimientos? No existe ninguna noticia o reporte que se pueda señalar como responsable. Incluso hubo algunos que le echaron la culpa al acelerador de partículas que estaba a punto de activarse. “Lamentablemente” las fechas no coinciden. Los eventos paranormales datan de varios meses atrás.

¿Qué paso entonces? Agradeceremos a nuestros lectores que, si saben algo, nos escriban.

Las misteriosas emisoras de números

Las emisoras de números son emisoras de radio de onda corta de origen incierto. En general transmiten voces leyendo secuencias de números, palabras, o letras (a veces utilizando un alfabeto fonético). Las voces que se oyen en estas emisoras son muchas veces generadas mecánicamente, vienen en una gran variedad de idiomas, y normalmente son femeninas; aunque a veces se usan voces masculinas o infantiles.
Las emisoras de números aparecen y desaparecen a lo largo del tiempo (aunque algunas siguen horarios regulares), y su actividad total ha aumentado ligeramente desde principios de los años 1990.
Las características de estas emisoras son muy variadas. Algunas siguen horarios estrictos, mientras que otras emiten a momentos aparentemente aleatorios. Las voces pueden leer números, letras, palabras, tonadas, o código morse. La voz que lee la información puede ser automática o producida en el momento, de una persona joven o vieja, masculina o femenina. Estas emisoras, sin embargo, han operado impunemente por décadas, por lo que se supone que sólo son operadas o patrocinadas por los distintos gobiernos. Por otro lado, las transmisiones en bandas internacionales de onda corta requieren de altos niveles de potencia eléctrica, inaccesibles para ranchos, granjas, o plantaciones de droga en regiones aisladas.
Algunos proyectos poseen recopilaciones realizadas a lo largo de los años; en dichas grabaciones se pueden constatar diferentes elementos que caracterizan a este tipo de fenómeno, tales como voces femeninas, repeticiones de patrones numéricos y otros más.